crianza consciente y respetuosa

Crianza consciente y respetuosa

woman-ge1077cc1f_640

Convertirse en madre/padre es un suceso que mueve muchas cosas en la vida de una persona. Desde las prioridades, lo económico, hasta replantearse de la manera que nos criaron.

Generalmente los padres tomamos uno de dos caminos, o repetimos patrones y formas de criar, ya que se esta convencido que es la manera correcta, o nos proponemos no repetir lo que consideramos errores y avanzamos hacia una ma/paternidad mas consciente.

¿Qué conocemos como modelo de crianza tradicional?

A los padres se los respeta, así sea a base de amenazas y castigos; siempre hay que obedecer, y en lo posible q la primera sin rechistar, un niño no se puede enfadar con sus padres, no se puede levantar el tono de voz, en público comportarse prácticamente como una estatua, no vaya a ser que los demás piensen que esos pobres padres tienen un niño malcriado. Sumado a todo esto, mas de un padre o madre también suma como parte de los castigos, algún que otro golpe “a tiempo”, no sea que vaya torcerse la cosa.

 

Yo creo que a mas de uno le debe de sonar ese tipo de crianza, no es cierto? Muchos lo hemos vivido en carne propia y quienes se han sentado medio segundo a pensar que beneficios tenía, se han dado cuenta que son nulos. ¿Qué se puede aprender en una situación, que en lugar de que se te comprenda y te ayuden a ver las cosas como son, te castiguen y se te prohíba hacer válidas las emociones?

 

Llevémoslo a una situación de trabajo para hacerlo mas sencillo de entender por un adulto. Eres relativamente nuevo en la empresa y tu jefe o supervisor te asigna una tarea, la cual ya has hecho en otra ocasión y te has equivocado en una tarea, aun no logras comprender del todo esa herramienta. Te frustra, se te nota en la cara y tu jefe te dice “si no lo haces bien, ya sabes lo que sucederá, hazlo bien!”.

Con pánico de que sucederá, luego de intentar librarte de ello sin éxito, te pones a por la tarea. Te vuelves a equivocar, tu superior se acerca a ti y se da cuenta que te equivocas, sin más te dice que ese mes te quedas sin tu nómina y que como vuelvas a equivocarte tendrás que hacer horas extra sin paga.

Business vector created by freepik - www.freepik.com

Te enfadas! Intentas decir algo, pero con la mirada te dice que en donde lo hagas será peor. ¿A que sales de ahí buscando nuevo trabajo? ¿Qué manera de hacer las cosas es esa? Solo a un loco se le ocurriría actuar así.

 

¿No es una locura pensar en soportar una situación así? Ahora llevémoslo a los niños, ¿a que muchas veces los padres se comportan como ese jefe? ¿Queremos algo así para nuestros hijos? ¿Por que ellos tienen que soportar eso, y aun peor, de sus padres, esas personas que mas deberían quererte en este mundo?

¿Qué buscamos hacer diferente entonces?

home g8b9af6d26 1920

En la crianza consciente se busca lo que mismo la palabra dice, ser consciente de las situaciones las cuales vivimos en la crianza, dejando de lado el modelo jerárquico, adultocentristra, donde se pretende enseñar a base de castigos y amenazas, sin importar ni validar las emociones “negativas”. En cambio buscamos ser empáticos y respetuosos con esa persona en pleno desarrollo, que aun no tiene las herramientas para gestionar según qué. Ser guías, desde el amor y la paciencia, acompañando, validando, y a la vez poniendo limites reales, claros y fijos, para que sepan como actuar con bases firmes, que así es todo mucho mas fácil.

Porque criar desde el respeto y de manera consciente no es tener un libertinaje en casa, donde todo gire en torno al niño y el adulto quede en segundo plano, donde los padres se desvivan porque los niños siempre estén contentos y le consienten todo, nada mas lejos! Porque eso también tenemos que escucharlo. Que los dejamos hacer lo que quieren y que nos manipulan.

No es tarea fácil cuando venimos de una crianza tradicional, hay que sanar mucho, hay que ser consciente en cada paso, perdonar los errores de nuestros padres, evolucionar para bien digamos. Es un trabajo diario, y es una doble tarea, estar criando una persona y a la vez sanado uno mismo. Pero desde el amor, el respeto, la empatía, el entendimiento, la paciencia, podremos ayudar a ese niño que tanto amamos, a convertirse en un adulto sano, libre y feliz.

Deja un comentario

Carrito de compra